23 de enero de 2016

AHIIT y remodelación cardiaca postinfarto

En el infarto de miocardio (IAM) una parte del músculo cardiaco "muere" por falta de oxígeno y la zona afectada queda con un daño permanente. La cura del músculo debe de comenzar pronto pero siempre quedará una cicatriz en la zona necrosada cuyo tejido nuevo no bombeará ni contraerá como el tejido sano. La capacidad de bombeo dependerá del tamaño y la localización de la cicatriz y asociada en numerosos casos a la insuficiencia cardiaca.

Diferentes estudios han demostrado que el ejercicio interválico de alta intensidad (HIIT) y de alta intensidad aeróbico (AHIT) son eficaces en la prevención y tratamiento de diversas patologías |1| aunque hasta el momento no había evidencia de los posibles efectos sobre la propia cicatriz originada después de un infarto de corazón. El que voy a comentar es el realizado por Godfrey R. et al. (BMJ Case Reports 13 de Febrero de 2013) a un individuo en el que no sólo se demostró que fuera beneficioso sino que también fue fundamental en el proceso de recuperación y posterior mejora funcional.

El sujeto en cuestión de 50 años sufrió un infarto cinco años antes motivado por una coagulopatía que le dejó una cicatriz en la masa ventricular del 16%. Tras someterse a un programa de ejercicio físico interválico de alta intensidad aeróbico a las 14 semanas redujo la cicatriz ~ 40% llegando hasta el 50% en 60 semanas de AHIT.

Diferentes casos clínicos informan del empleo del ejercicio físico HIT para la mejora en pacientes con diabetes tipo II |2|, mejora de los perfiles de lípidos |3|, VO2 máx., ahora lo hace sobre enfermos cardiacos. Este es el primer caso que se demuestra por primera vez la reducción en el tejido de la cicatriz postinfarto pudiendo reducir posteriormente el riesgo de desarrollo de insuficiencia cardiaca. Asímismo se incide en el hecho de que no hay evidencia empírica que sugiera que el ejercicio físico de alta intensidad representa un mayor riesgo que aquel de baja o media intensidad.

Bibliografía:
|1| Gibabla MJ et al. Physiological adaptations to low-volume, high-intensity interval training in health and disease. J Physiol 2010;590.5:1077-84.
|2| Babraj JA, et al. Extremely short duration high intensity interval training substantially improves insulin action in young males. BMC Endocr Disord 2009;9:3.
|3| Musa DI, et al. J Strength Cond Res. 2009 Mar; 23(2): 587 - 92

Fisiólogo del Ejercicio (Ph.D.). Especialista en ejercicio físico, dietética y nutrición clinica para la recuperación o mejora de la salud y calidad de vida de las personas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Consulta aquí nuestros programas de ejercicio físico y:

Contactar
Ricardo Sanz Orús
· (00)34 677 46 92 46
Zaragoza,España

Con la tecnología de Blogger.