27 de enero de 2016

Bloqueo cardiaco: breve reseña para empezar a investigar


El entrenamiento produce una serie de adaptaciones morfológicas y funcionales cardiacas que se manifiestan en cambios muy diversos en el EDG del deportista. Diferentes deportes presentan respuestas cardiovasculares distintas inducidas por la carga de entrenamiento y que en ocasiones poco frecuentes |1| han llevado a la muerte súbita de un atleta de alto rendimiento por un bloqueo de conducción cardiaco, siendo estas, las de origen cardiovascular, aquellas que ocupan el 1er lugar con más del 70% de los casos |2|. 

Las diferentes adaptaciones al ejercicio físico practicado ininterrumpidamente dan lugar a respuestas inmediatas estructurales y funcionales en unos casos normales y en otros patológicos. En este último caso, el bloqueo cardíaco puede hacer que el ritmo cardíaco disminuya por debajo de las 60 pulsaciones - bradicardia - o sea irregular  - arritmia -, debido a una disminución o un bloqueo en la transmisión de las señales eléctricas que controlan el ritmo cardíaco.

El trastorno no se da en el mismo lugar del corazón, pudiendo darse un trastorno auricular, cuyo entrenamiento no produce grandes cambios en la morfología y próximo al 2% entre la población deportiva estudiada |3|, ventricular, llegando al 14% en el caso de población deportiva y del 10% en la población general. Cuando el problema concurre en el nódulo auriculoventricular, impide que las señales pasen por las aurículas hacia los ventrículos dando lugar a un bloqueo auriculoventricular dividido en tres grados. En el I grado raramente se perciben los sintomas, en el grado II, provoca mareos y desmayo en algunos casos y el de tipo III, el más grave, cuando ninguna señal eléctrica es trasmitida desde las aurículas a los ventrículos, estos producen sus propias señales eléctricas o ritmo escape y cuando la propia bradicardia puede originar el desmayo |4|. Dependiendo de la gravedad de la patología el tratamiento de la misma será innecesario hasta la necesidad de implantación de un marcapasos.

 Bibliografía:
|1| Corrado D, Basso C, Schiavon M, Thiene G. Does sports activity enhance the risk of sudden death in adolescents and young adults? J Am Coll Cardiol 2003; 42: 1959-1963.
|2| Maron B, Thompson P, Ackerman M, Balady G, Berger S, Cohen D et al. Recommendations and considerations related to participation screening for cardiovascular abnormalities in competitive athletes: 2007 Update. Circulatión 2007; 115: 1643-1655.  
|3| Boraita A. Arritmias cardiacas y su implicación con la actividad física. En: Ferrer López V, Martínez Riaza L, Santoja Medina F, editores. Escolar: Medicina y Deporte. Albacete: Diputación de Albacete, 1996;98

Fisiólogo del Ejercicio (Ph.D.). Especialista en ejercicio físico como tratamiento coadyuvante de diferentes enfermedades y en readaptación fisico-deportiva postlesional.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Consulta aquí nuestros programas de ejercicio físico y:

Contactar
Ricardo Sanz Orús
· (00)34 677 46 92 46
Zaragoza,España
Con la tecnología de Blogger.