20 de mayo de 2016

Hipertensión: Visión General


Se estima que de los 14 millones de españoles que padecen hipertensión unos 9.5 no están controlados y, de ellos, 4 millones están sin diagnosticar, según ha informado la Sociedad Española de Hipertensión (SEH) y aunque actualmente no hay datos sobre la incidencia real de la hipertensión en niños y adolescentes, los expertos han asegurado que están aumentando el número de casos en las consultas, especialmente en aquellos con antecedentes familiares, que no realizan ejercicio físico de forma habitual y tienen un índice elevado de sobrepeso u obesidad. 

En Estados Unidos se estima que 73 millones de estadounidenses sufren hipertensión, 2 millones afectan a adolescentes y niños estadounidenses.

La hipertensión general

La hipertensión o presión arterial alta, describe una condición donde la fuerza contra las paredes de las arterias como el corazón bombea sangre a través del cuerpo supera los niveles normales. La presión arterial normal está por debajo de 120/80; la presión arterial entre 120/80 y 139/89 se llama "pre-hipertensión"; y la presión arterial alta igual o mayor a 140/90 se considera alta.

El número superior, la presión arterial sistólica, corresponde a la presión en las arterias cuando el corazón se contrae y bombea la sangre en las arterias. El número inferior, la presión diastólica, representa la presión en las arterias cuando el corazón se relaja después de una contracción. La presión que excede la tasa normal coloca personas en riesgo de enfermedad cardiaca, aneurismas, derrames cerebrales y el daño renal. 

La Asociación Americana del Corazón han definido la hipertensión como un "asesino silencioso" porque con frecuencia no presenta síntomas en las etapas anteriores, sin embargo, de forma crónica la presión arterial alta puede conducir a la enfermedad cardiaca coronaria e insuficiencia renal. 

Los médicos reconocen dos tipos de hipertensión. Hipertensión Primaria o esencial que describe la presión arterial alta sin causa identificable. Esta se desarrolla gradualmente a lo largo de muchos años. La Hipertensión Secundaria describe presión sanguínea alta por problemas causados por una condición subyacente. Estos tienden a aparecer de repente por diferentes causas tales como problemas renales, tumores en la glándula suprarrenal, defectos congénitos en los vasos saguineos, medicamentos como pildoras anticonceptivas, antigripales, descongestionantes, analgésicos y otros medicamentos recetados, así como drogas ilegales como la cocaina y las anfetaminas. 

Los síntomas 

La mayoría de las personas con hipertensión no muestran signos o síntomas, incluso cuando su presión arterial es peligrosamente alta. Algunos síntomas que pueden ocurrir incluyen:

- Confusión
- Zumbido de oído
- Fatiga
- Los dolores de cabeza
- Latidos irregulares del corazón
- Transpiración excesica
- Hemorragias nasales

Todos los adultos deben revisar su presión arterial de manera rutinaria. Además, nunca es demasiado tarde para adoptar un estilo de vida más saludable a través del ejercicio y la dieta, controlar el estrés, evitar fumar y limitar el consumo de alcohol. Si usted tiene diabetes, mantener el control de su azucar en sangre es esencial.

Cómo reducir el riesgo de hipertensión

Usted puede reducir las posibilidades de contraer la hipertensión:

1. Comiendo una dieta rica en frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa, reduciendo la ingesta de grasa total y saturada.
2. Ejercicios aeróbicos de forma reglamentada. Si es posible, hacer ejercicio por lo menos 30 minutos cada día.
3. Bajar de peso, si tiene sobrepeso. El exceso de peso añade presión a su corazón. En algunos casos, la pérdida de peso por sí solo puede ser el tratamiento de la hipertensión.
4. Evitar fumar.
5. Limitar el consumo de alcohol a una toma al día para las mujeres, dos bebidas para los hombres.
6. Si es diabético, controle su azúcar en la sangre.
7. Controlar su estrés.
Pruebas y exámenes para detectar la hipertensión

La presión arterial se mide con un manguito y un indicador de medición de presión. La lectura de la presión arterial -se mide en milímetros de mercurio (mmHg)- proporciona dos números. El número superior, la presión arterial sistólica, corresponde a la presión en la arterias cuando el corazón se contrae y bombea la sangre hacia adelante. El número inferior, la presión diastólica, representa la presión en las arterias cuando el corazón se relaja después de una contracción.

La presión arterial mide dividen en cuatro categorías generales:

- La presión arterial normal: su medida es normal si está por debajo de 120/80 mm Hg (se lee "120 sobre 80").
- La pre-hipertensión: prehipertensión describe las medidas que van desde 120/80 mm Hg. a 139/89 mm Hg. La pre-hipertensión es motivo de preocupación, ya que tiende a empeorar con el tiempo.
- Hipertensión Etapa 1: La hipertensión de fase 1 ocurre cuando la presión sistólica es de 140 a 159 mmHg. o cuando la presión diastólica es de 90 a 99 mm Hg.
- Hipertensión Etapa 2: La presión sistólica es de 160 mm Hg. o superior o cuando la presión diastólica es superior o igual a 100 mm Hg.

Su médico puede recomendar realizar pruebas adicionales, incluyendo:

* Análisis de sangre.
* Análisis de orina.
* Ecocardiograma.
* Electrocardiograma.
* Ecografía de los riñones.
* Pruebas de colesterol.

Bibliografía:

- American Heart Association
- Sociedad Española de Hipertensión
                            

Fisiólogo del Ejercicio (Ph.D.). Especialista en ejercicio físico como tratamiento coadyuvante de diferentes enfermedades y en readaptación fisico-deportiva postlesional.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Consulta aquí nuestros programas de ejercicio físico y:

Contactar
Ricardo Sanz Orús
· (00)34 677 46 92 46
Zaragoza,España
Con la tecnología de Blogger.