26 de septiembre de 2016

Efectos de un programa de ejercicio intrahospitalario de corta duración sobre la fuerza y la movilidad funcional de niños con leucemia linfoblástica aguda

En el estudio de San Juan AF et al. publicado en 2007 en J Strength Cond Res hace referencia a la relación entre la realización de un programa de ejercicio físico de 8 semanas y los cambios en niños con LLA. Los avances en quimioterapia y radioterapia han contribuido al aumento de la tasa de supervivencia en un 70% en aquellos niños que padecen leucemia linfoblástica aguda (LLA). Sin embargo, durate el tratamiento la falta de actividad física y el tratamiento recibido causa efectos secundarios a corto y largo plazo como la atrofia muscular y la perdida de la condición física. El propósito de este estudio fue determinar los efectos de un programa de ejercicios intrahospitalario (8 semanas) de fuerza muscular, resistencia y movilidad funcional de los niños con LLA. Participaron siete niños (4 niños y 3 niñas entre 4 y 7 años de edad) que estaban en la fase de mantenimiento del tratamiento de quimioterapia. Llevaron a cabo tres sesiones de ejercicio con una duración de 90 a 120 minutos cada semana. Cada sesión incluía 11 ejercicios de fuerza de los principales grupos musculares y entrenamiento aeróbico. El aumento de fuerza y resistencia fueron evaluados con una prueba máxima de 6 repeticiones máximas de tren superior (press banca sentado y remo lateral)  y de extremidades inferiores (press de piernas). El aumento de la movilidad funcional se evaluaron con el test de levantarse y andar (TUG) y el test de levantarse y bajar escaleras (TUDS). El rendimiento mejoró significativamente después de que el programa de ejercicio en todas las pruebas de fuerza (p<0,01 para press de banca y p<0,05 para ambos test, remo dorsal y prensa de piernas) y en la prueba TUG (p<0,05). En resumen, un periodo de tiempo tan corto de 8 semanas es suficiente para producir adaptaciones clínicas relevantes en la fase temprana del tratamiento contra el LLA (es decir, mejora la movilidad funcional y la fuerza muscular). Aunque se necesita más investigación en el ámbito de la práctica del ejercicio y el cancer pediátrico, las ciencias del ejercicio pueden desempeñar un papel beneficioso en la asistencia a los oncólogos durante el tratamiento de cáncer mejorando la calidad de vida de los niños durante y después del tratamiento.

Fisiólogo del Ejercicio (Ph.D.). Especialista en ejercicio físico como tratamiento coadyuvante de diferentes enfermedades y en readaptación fisico-deportiva postlesional.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Consulta aquí nuestros programas de ejercicio físico y:

Contactar
Ricardo Sanz Orús
· (00)34 677 46 92 46
Zaragoza,España
Con la tecnología de Blogger.