7 de noviembre de 2016

Rendimiento deportivo y donación de sangre

La importancia de las respuestas y adaptaciones hematológicas al ejercicio son consecuencia de la propia importancia que va a tener la sangre para el organismo al tener funciones determinantes para el correcto funcionamiento del mismo. Durante la donación normal que se realiza en un banco de sangre se extraen 450 ml que corresponden en torno a un 10% del total de sangre de un adulto. Aunque esta cantidad de sangre extraída normalmente se caracteriza por una mínima manifestación fisiológica, puede asociarse a un síncope vasovagal, taquicardia durante el ejercicio o disminución de la tensión arterial. Pero ¿qué sucede cuando la donación se produce en un deportista?, ¿ tendrá un efecto ergolítico y se reducirá su rendimiento deportivo ? o con la suplementación de EPO ¿mejorará su rendimiento?. En el estudio abajo indicado 10 ciclistas varones que realizaron una prueba progresiva hasta el agotamiento, donaron medio litro de sangre y repitieron la prueba a las 2 horas, a los 2 días y 1 semana después. El rendimiento (VO2 max y vatios) se vio reducido en un 8% para las pruebas realizadas 2 horas y 2 días después y un 7% para la prueba después de 1 semana, sin cambios en el rendimiento submáximo, regresando el rendimiento a la normalidad entre 2-4 semanas (Panebianco, Stachenfeld, Coplan & Gleim, 1995) y quedando patente la importancia de la sangre en el rendimiento deportivo, mostrándose este afectado al menos hasta 7 días después de la donación. Aunque el ejercicio máximo se ve afectado por la donación de sangre, los deportistas pueden donar sangre atendiendo a las diferentes fases del entrenamiento, ya que los valores submáximos no se ven afectados; la clave puede estar en el tiempo que tiene que transcurrir entre la donación y la competición, ya que este se ve afectado al menos 1 semana después de la donación. Por el contrario, un grupo de ciclistas que fue suplementado con EPO durante 4 semanas tuvo un aumento del 19% de su hematocrito (de 43 a 51%), un incremento del 7% en el VO2max y del 9% en el tiempo hasta el agotamiento, durando los beneficios hasta 3 semanas después del programa (Eichner, 2001).

En otro estudio realizado por Hill et al (2013) se analizaron los efectos de la donación de sangre y plasma en el rendimiento, tanto aeróbico como anaeróbico. 19 sujetos realizaron 7 pruebas de esfuerzo, las dos primeras de familiarización, las dos siguientes como valores óptimos, y las tres últimas pruebas a las 2 horas, 2 días y 2 semanas tras realizar una donación de plasma o de sangre (10 sujetos plasma; 9 sujetos sangre). La diferencia entre la donación de sangre y la donación de plasma radica en que en la donación de plasma, tras la extracción, se vuelven a reinyectar las células sanguíneas perdiendo en torno a 700 ml de plasma, mientras que al grupo de donación de sangre se les extrae 450 ml de sangre. Los sujetos que donaban plasma mostraban un incremento de la hemoglobina [Hb] inmediatamente después de la donación (hemoconcentración) similar a la pérdida manifestada por los sujetos que donaban sangre (12%). La donación de plasma no disminuyó ni el VO2max ni la cinética del VO2 en las tres pruebas posdonación. A pesar de que diversos estudios han mostrado que el aumento del volumen plasmático puede incrementar el VO2max (Berger et al., 2006), en este caso se sugiere que la donación de plasma no afecta a la disponibilidad de O2, compensando el organismo esa disminución de volumen plasmático por un incremento en la capacidad de transporte de O2. Sin embargo, la donación de plasma redujo el tiempo hasta el agotamiento radicalmente (11%). Es posible que la capacidad anaeróbica fuese comprometida, ya que se produjo un 14% menos de producción de lactato. Los efectos de la donación de sangre mostraron un descenso de la [Hb] del 12% que se restauraron a las 5 semanas (Pottgeisser et al., 2008) y un descenso en el VO2max del 15% y del 8% en el test realizado a las 2 h y a los 7 días respectivamente. Estudios previos ya han mostrado reducciones en el VO2max con la donación sanguínea de 450 ml 8-10 % (Panebianco et al., 1995; Balke et al., 1954), debido a una disminución en la capacidad de transporte de O2 por la baja concentración de [Hb], de hemoglobina total y de volumen sanguíneo, factores claves en el VO2max (Warren y Curenton, 1989). No se mostraron evidencias de reducción del rendimiento anaeróbico en este grupo a pesar de las pérdidas en el bicarbonato y en la hemoglobina. No obstante, este estudio ha suscitado diferentes críticas (Mora-Rodríguez et al., 2014) ya que sugiere que la donación de sangre va a ocasionar un aumento de la contribución anaeróbica (glucólisis) al ejercicio debido al mayor VCO2 obtenido y la menor disponibilidad de O2.

Referencias bibliográficas:

- Eichner, E. R. (2001). Fatigue of anemia. [Review]. Nutrition Reviews, 59(1 Pt 2), S17-19.Recuperado de http://nutritionreviews.oxfordjournals.org/content/59/1/S17
- Eichner, E. R. (2012). Perennial questions: on fatigue, on iron, and on anemia. [Review]. Current Sports Medicine Reports, 11(6), 274-275. doi: 10.1249/JSR.0b013e318272bbe0.
- Hill, D. W., Vingren, J. L. y Burdette, S. D. (2013). Effect of plasma donation and blood donation on aerobic and anaerobic responses in exhaustive, severe-intensity exercise. ApplPhysiol Nutr Metab, 38(5), 551-557. doi: 10.1139/apnm-2012-0361
- Mora-Rodríguez et al., (2014). Discussion of Effect of plasma donation and blood donation on aerobic and anaerobic responses in exhaustive, severe-intensity exercise. Recuperado de http://www.nrcresearchpress.com/doi/pdf/10.1139/apnm-2013-0453 
- Panebianco, R. et al. Effects of blood donation on exercise performance in competitive cyclists. Recuperado de http://www.ahjonline.com/article/0002-8703(95)90085-3/abstract

Fisiólogo del Ejercicio (Ph.D.). Especialista en ejercicio físico, dietética y nutrición clinica para la recuperación o mejora de la salud y calidad de vida de las personas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Consulta aquí nuestros programas de ejercicio físico y:

Contactar
Ricardo Sanz Orús
· (00)34 677 46 92 46
Zaragoza,España

Con la tecnología de Blogger.