13 de mayo de 2018

Conclusiones del Manejo de las alteraciones del metabolismo de los carbohidratos

Como conclusiones del artículo Manejo de las alteraciones del metabolismo de los carbohidratos https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/carbohidratos.pdf podemos extraer que: La glucosa es el único monosacárido que puede emplearse para la obtención de ATP en el metabolismo celular del ser humano pero raras veces es la fuente de carbohidratos de la dieta habitual. Son la fructosa, la galactosa, la lactosa, la sacarosa y el almidón, los cuales se tienen que incorporar a la vía glicolítica en el hígado para poder ser metabolizados.

Pero existen un grupo de enfermedades hereditarias denominadas glucogenosis (GSD) que afectan a la síntesis y degradación del glucógeno por lo que no pueden ser tomadas por algunas personas.

El tratamiento fundamental de estas enfermedades de tratamiento dietético es mantener unos niveles óptimos de glucemia para prevenir la hipoglucemia donde una dieta correcta debe tener una distribución energética de un 60-70% de carbohidratos complejos de absorción lenta o semilenta, un 10-15% de proteínas y el resto, un 20-30% de grasas.

La galactosemia clásica constituye una enfermedad grave provocada por una alteración en el metabolismo de la Galactosa, monosacárido presente en la alimentación humana, sobre todo en la leche (como lactosa)  cuyos síntomas aparecen en las primeras semanas de vida tras la ingestión de lactosa y la supresión total de la galactosa, leche y productos lacteos, debe ser para toda la vida.
También puede suceder en el metabolismo de la Fructosa: la fructosuria esencial o benigna un trastorno asintomático y benigno que no requiere ningún tratamiento y la intolerancia hereditaria a la fructosa (IHF) donde aparecen síntomas de daño hepático y renal.

El tratamiento de la IHF es la exclusión de la dieta de todas las fuentes de fructosa, lo que implica evitar todos los alimentos que contengan fructosa, sacarosa y sorbitol durante toda la vida. La fructosa se encuentra en estado natural en la miel, frutas, zumos de frutas, verduras y otros alimentos vegetales. La sacarosa que se encuentra en la dieta como azúcar, jarabes, caramelos, postres, refrescos, y como ingrediente natural en la fruta y en muchas verduras y plantas, e incluso algunas pastas de dientes contienen sacarosa. Como no existe una dieta completamente libre de estos, es necesario suplementar con un complejo vitamínico que contenga vitamina C y ácido fólico.

Fisiólogo del Ejercicio (Ph.D.). Especialista en ejercicio físico como tratamiento coadyuvante de diferentes enfermedades y en readaptación fisico-deportiva postlesional.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Consulta aquí nuestros programas de ejercicio físico y:

Contactar
Ricardo Sanz Orús
· (00)34 677 46 92 46
Zaragoza,España
Con la tecnología de Blogger.